Ricardo Ortiz: «El cannabis me salvó dos veces y por eso creo en él»

Ricardo Ortiz: «El cannabis me salvó dos veces y por eso creo en él»

Ricardo Ortiz Aristizabal es un aliado estratégico de CannaCiencia y de la RECC. Sus más de 30 años de experiencia en marketing y negocios internacionales lo han llevado a interesarse en un negocio que, como él mismo lo dice, «es la Panacea». Hoy en día se dedica a la comercialización de productos «bio». Aunque está radicado en Hamburgo, Alemania, es un orgulloso colombiano. Cree en el potencial agrícola del país que lo vio nacer y por eso cree que el cannabis, o la «hierba-buena» como él le dice, puede tener tanto impacto internacional como el café, el banano o las flores.

Estará presente en CannaCiencia para conocer de primera mano cómo crece esta industria en el país. No necesitó que lo convencieran ni del negocio ni del potencial medicinal de la planta, porque fue esa «hierba-buena» la que le salvó la vida en más de una oportunidad.

 

¿Cómo llegaste a trabajar con la RECC?

 

Yo conozco a Ricardo Martínez desde el colegio, el Cervantes. Él me estuvo contando hace un tiempo que estaba metido en este tema. Comenzamos a hablar y nos encontramos muy afines en el tema. Me di cuenta de que tiene un componente social inmensa, y eso es lo que a mí me motiva, porque es algo que a la gente sí le va a servir. Eso lo sé con seguridad. A mí no me lo tienen que decir porque lo he vivido.

 

¿Nos podrías contar un poco sobre esa experiencia con el cannabis?

 

Yo he tenido unas 8 o 10 cirugías a lo largo de mi vida. Tuve hace unos años un accidente de tránsito terrible contra una tractomula, después sufrí un cáncer, me dio malaria… Mejor dicho, cuanta cosa se le ocurra. Yo sé lo que es el dolor. Y si el cannabis es una opción natural que no lo intoxica a uno, ¿por qué no utilizar esta medicina? A mí casi me matan a punta de antibióticos y de opiáceos, que eso sí que es terrible. ¡Hubo una oportunidad que doblé la baranda de la cama porque no aguantaba el dolor! Tengo milagros y cosas muy bellas que contar. Y bueno también dos crisis que casi me matan.

 

¿Qué fue lo que sucedió?

 

La primera crisis que tuve fue en África por una infección digestiva terrible. Y encima después va y me da una malaria. Yo casi me muero. Entonces fui a donde un chamán que me puso a mascar cannabis. Me pareció horrible y lo escupí. El chamán me dijo que no lo escupiera así que volví a mascar un poco. Fue increíble porque pude llegar a mi hotel, dormí tranquilo, me relajé. El cannabis fue la salvación.

 

La otra fue que yo me estrellé contra una tractomula en la vía a Guaduas. Incluso, en esa oportunidad, un pedazo de metal se me incrustó en la cabeza, y hace poco en Alemania me revisaron y no podían creer que seguía con eso ahí. Fueron en total como 15 fracturas y lesiones que tuve debido al accidente. Todo indicaba que me iba a morir porque todo el impacto del choque lo recibí fue en mi cabeza. El postraumático de eso me lo aliviaron fue con cannabis. Yo había ensayado con pastillas de todo tipo pero me sentaron super mal. Y por segunda vez, el cannabis me salvó. Por todo esto y por otras cosas más estoy feliz de hacer parte de la RECC, porque yo he vivido la sanación del cannabis. Yo la llamo la “hierba-buena” (risas).

 

¿Y cómo ve el negocio del cannabis?

 

Los grandes gobiernos se han dado cuenta del potencial medicinal de la planta. Esto ya está andando y se mueve demasiado rápido. Es un negocio que para Colombia le puede significar un rescate bastante importante, a nivel social y a nivel económico. Y cuando conocí a Carol (Ortega) me di cuenta que era una mujer “berraca”, una luchadora. Con mérito internacional. Ella maneja un tema con un tejido social muy importante. Me parece maravilloso que ahora nos encontremos todos en CannaCiencia. Me alié a la RECC porque creo en el proyecto, como negocio y porque esto es por Colombia. Me recuerda cuando otros productos como el banano, las flores o el café comenzaron a moverse muy fuerte en el mercado internacional. Colombia es un país agrícola y el cannabis es un producto agrícola también. CannaCiencia sale en un momento oportuno porque prepara terreno para todo el mercado. La parte de producción y testeo es muy importante en esta industria.

 

¿Qué esperas encontrar en CannaCiencia?

 

Quiero sentir la voz profesional sobre el tema. Muchas personas vienen desinformadas y es muy importante este evento porque es un punto de información sobre la realidad del cannabis, contada por diferentes expertos en el tema. En CannaCiencia nos vamos a encontrar muchos actores del negocio, y entre todos vamos a ser los pioneros de esta industria. Vamos a entregar un producto que será tan bueno a los ojos del mundo como el café. Y te lo digo yo que vengo de familia cafetera. Va a ser una maravilla.

About the Author

Leave a Reply